¿Cuáles son las soluciones intentadas que suelen fracasar?

Imagina que tienes un gran carga laboral, y te quedan jornadas intensas de trabajo. ¿Asumes que va a ser así? O, ¿empiezan a asomarse pensamientos negativos tales como no voy a conseguir terminar el informe de la jefa?

Algo que caracteriza a tus pensamientos es que ¡zas!… de repente ahí están, sin poder controlarlos. Digamos que tienen vida propia, no podemos controlar cuando aparecen ni qué aparece exactamente. Sin embargo, tenemos la mala costumbre de considerarlos negativos, generándonos malestar. Es como si en el ejemplo del inicio, la persona se obsesiona con la idea de no poder terminar el informe de su jefa, cosa que le provoca sufrimiento.

Por otro lado, una vez que estamos en el apogeo de nuestras obsesiones, podemos intentar no pensar en ellas. Siguiendo el ejemplo anterior, es como si la persona pensara constantemente no pensar en que no va a terminar el informe. Al final, el hecho de intentar no pensar, hace que estés pensando en esa idea. Por lo que esta opción es ideal para que este pensamiento obsesivo siga contigo.

¿Qué soluciones suelen funcionar?

En este punto sería bueno preguntarnos: ¿Conoces tu ansiedad? Si consigues conocer tu ansiedad, es posible que podamos detectar sus síntomas antes de que nos sorprendan. ¿Por qué? Cuando hablamos de ansiedad y obsesión, es como si habláramos de las uñas y nuestros dedos, van unidos. Y es ella la que hace que nos pongamos en marcha para calmarla.

Por otro lado, hay momentos en los que se producen excepciones. Y me diréis: ¿Qué quieres decir con excepciones? Pues se trata de momentos en los que actuamos de manera distinta a la que lo hacemos habitualmente, lo que nos da información importante: somos capaces de manejar los síntomas que se manifiestan, y hacer que no aparezca la obsesión.

Por último, al igual que tendemos a “pensar en no pensar” con nuestras obsesiones, con las compulsiones, intentamos no hacerlas. Pero con esto solo conseguimos que la ansiedad vaya en auge, dando lugar a una conducta compulsiva aun mayor. ¿Qué podemos hacer entonces? Aprender a hacer de forma distinta, tomarse un kitkat, cambiar nuestros foco de atención, etc., pueden resultarnos útiles.

A continuación os muestro una tabla resumen de lo comentado con anterioridad:

Posibles soluciones ineficacesPosibles soluciones eficaces
Intentar no pensar.Detectar y conocer tu ansiedad.
Juzgar tus pensamientos de manera negativa.Excepciones de tu comportamiento.
Intentar no realizar las compulsiones.Aprender a hacer de forma distinta.
Tabla resumen: Sol. ineficaces vs eficaces.
Fuente: elaboración propia.

¡Espero que os sirva de ayuda!

#cambio #change #chance #psicologia #toc #obsesiones #compulsiones #pensamientos #solucionesintentadas #eficaz #ineficaz #pensarennopensar #juzgar #intentarnohacer #conocetuansiedad #excepciones #aprende #kitkat #atencion #terapiabreve #terapiabreveestratégica #procesoterapeutico