¿Te ocurre que al despertar sientes presión en tus dientes o dolor en la mandíbula? ¿Chirrias o rozas tus dientes al dormir? ¿te ha preguntado tu dentista si sueles apretar los dientes? Si respondes de manera afirmativa a algunas de estas preguntas, quizás sufras bruxismo.

Se trata de una conducta involuntaria en la que rechinamos, friccionamos o apretamos los dientes cuando estamos durmiendo principalmente, aunque también puede darse durante el día.

Es trastorno muy común, cuyos síntomas y consecuencias van de la mano. En la mayoría de los casos, solemos darnos cuenta de que estamos apretando los dientes cuando nos duele la mandíbula, pero puede llegar mucho más allá y ocasionar dolores de cabeza, de oído o de espalda, problemas para abrir y cerrar la boca con normalidad, desgaste de los dientes, sensibilidad dental o fractura de alguna pieza, etc.

Por lo general, cuando apretamos nuestros dientes, nuestra mandíbula realiza cierta fuerza como por ejemplo para masticar algún alimento, sin embargo, al dormir no necesitamos masticar. Entonces, ¿Por qué lo hacemos?

Puede ser por diversos motivos. Puede entrar en juego un componente neurológico, puede ser por problemas de oclusión dental (encaje deficiente de los dientes superiores e inferiores), etc.

“Una de las causas más frecuentes y habituales del bruxismo es el estrés y la ansiedad”

Pero, ¿has percibido que esta conducta coincide con una excesiva carga de trabajo por ejemplo o con un problema que te está afectando?

Pues sí, una de las causas más frecuentes y habituales del bruxismo es el estrés y la ansiedad. Aquello a lo que no dejas de dar vueltas y más vueltas, eso que callas y lo guardas dentro, aquello que no consigues gestionar…todo eso que está ahí, oculto, eso a lo que le das la espalda, sale, acaba saliendo de alguna manera, y en ocasiones lo hace así, mediante el bruxismo.

¿Qué podemos hacer?

Si observas que se alarga ese malestar en el tiempo y coincide que estas pasando con una época de estrés en tu vida, te recomiendo que pidas ayuda profesional.

Por un lado, solicita tratamiento odontológico para valorar el estado de desgaste de tus dientes, el riesgo de la perdida de las piezas dentales, la necesidad de usar una férula de descarga o protector bucal para dormir, etc.

Por otro lado, pide ayuda psicológica. Podremos ayudarte a conocer qué es lo que está ocasionando tu malestar, analizar cómo estás gestionando tus emociones, qué guardas ahí dentro que te hace mal, aprender a tomar conciencia de lo que te ocurre, de lo que tu cuerpo te está queriendo decir. En definitiva, podremos ayudarte a gestionar el estrés.

#cambio #change #chance #bruxismo #dientes #rechinar #friccionar #apretar #estres #ansiedad #involuntario #emociones #gestiondeemociones #saludmental #saludmentalybienestar #concienciasocial #psicologia #procesoterapeutico #robledoibañez